Seleccionar página

Borja Abad

Locutor online y actor de doblaje

Voz en off, locutor, actor de voz, actor de doblaje..
Si te mola mi voz, y tu proyecto tiene algo que contar,
Lo que tiene que contar, puede sonar muy bien.
Tengo estudio propio, o grabo en el tuyo.

Documental «Islandia Mágica». Canal TV Odisea

Doblaje animación «Héroes de Goo Jit Zu»

Vídeo corporativo para Comet

Storytelling «Un punto azul pálido»

Spot promocional para Google / YouTube Music

Locución corporativa Trademat

Promo especial Halloween para Suzuki

Spot bicicletas VOLAVA

Esas voces que escuchas todo el rato en la tele, radio, Internet… ¿quiénes son? 

 

Hola. Me llamo Borja. No soy locutor de radio, ni trabajo en una, ni he estudiado en ninguna universidad de la voz, pero puede que hayas escuchado mi voz en algún momento.

Desde hace años, he puesto mi voz a todo tipo de servicios y productos de marcas nacionales e internacionales. Publicidad de tele, radio y redes sociales. Presentaciones corporativas. Audiolibros, Personajes en Netflix, documentales para canales como Canal Historia u Odisea, agencias y productoras de publicidad o vídeo. Grandes y pequeñas. 

Si ya has escuchado mi voz -y te gusta- y necesitas grabar algo, contáctame (arriba). O haz click (abajo). Grabo desde mi estudio profesional, para todo el mundo.

Un saludo!

 

Quizás, cuando pienses en un locutor, en tu cabeza aparezca la imagen de una persona encerrada en la pecera de una radio con unos cascos de diadema y un micrófono con una espuma de color. Presentando un programa de entrevistas nocturno de voz calmada o uno musical mañanero, de esos tan animados, o con bromas.

«Ah, eres locutor, ¿en qué radio trabajas?«

Esa pregunta es muy normal.

Muchos locutores trabajan en estaciones de radio.

También está eso de «tienes una voz muy bonita, deberías dedicarte a la radio«

Pese a lo que pueda parecer, tener una voz bonita no sirve para mucho.

Es como ser muy guapo y que te digan que tienes que ser actor. O como que seas alto y te digan que te dediques al baloncesto, aunque seas un torpe integral.

La voz no importa mucho. Importa lo que se cuenta y cómo.

Es verdad que hay muchos locutores que trabajan haciendo eso (en la radio) pero solo es una parte de este trabajo.

Piensa en todos los sitios donde escuchas una voz.

Gran parte consiste en ser invisible. Pasar desapercibido. No ya porque trabajemos con un micrófono en lugar de una cámara.

Esto va de contar una historia sin que se fijen en ti. Es como actuar en una película y no se fijen en lo mal que actúas, si no en lo que estás transmitiendo.

Con la voz es exactamente lo mismo.

«Con el nuevo software aumenta un 40% tu productividad…»

«Presentamos el nuevo churriflum premium por solo 9,95€ al mes»

«Bienvenidos a Iberdrola Energía Renovables. Una nueva forma de generar electricidad»

«Este es Juan. Con el nuevo software Contamegaplus…»

«Cariño, tenemos que hablar…»

Todo eso son historias. Más animadas, mas serias, mas corporativas o menos, más coñazo o menos, épicas, con tono calmado… historias.

Contadas por las voces. Naturales, raspadas, jóvenes, varoniles, femeninas, sensuales, autoritarias, corporativas, convincentes, afectadas, emocionadas, tranquilas, energizantes, animadas, pausadas, rápidas, gritadas, pasotas…

Historias, intepretadas. Aunque muchas veces sea de manera muy sutil.

Esas voces de la publicidad de la tele o las cuñas de radio, los molestos anuncios que te salen en YouTube, el doblaje de una película, los videos corporativos presentando una empresa, un audiolibro, los videos documentales, o incluso una máquina de tabaco..

¿Quién lo hace, dónde se graba?

Porque si, hay muchos cursos de locución, pero no existe una universidad de la voz, ni un título como tal, ni en ningún lado dan el «carnet de locutor profesional».

Seguro que incluso reconoces alguna voz que has escuchado en varios sitios distintos. Puede que también hayas escuchado hoy varias de ellas. Internet, la tele, la radio. Estos pelmas que nos venden cosas están por todas partes.

Esas voces grabadas son de locutores profesionales. Aunque a mi me gusta más el termino actores de voz.

Esa persona es un locutor, un actor de voz, un actor de doblaje. El que pone la voz en off.

Resumiendo mucho, contadores de historias profesionales. No es más.

José María del Río, la famosa voz de los documentales de la hora de la siesta de la dos. Constantino Romero, el que hacía la voz de Darth Vader y además te vendía los colchones de Lo Monaco. Seguro que ahora suenan en tu cabeza.

Ser locutor o actor de voz es algo que se consigue mediante años y años delante de un micrófono, de un atril, leyendo textos y aprendiendo a comunicarlos.

No hay ningún otro atajo.

Tan solo ponerse delante de un micro y leer, ¿no?

Bueno, en parte si. Tampoco es tan complicado hacerlo.

Parece fácil, pero no lo es. Por eso, los locutores cobramos dinero por ello. Formación en actuación, logopedas, en manejo de la voz.. años y años trabajando y formándonos para que quien te escuche no se fije en ti.

No sólo eso.

Además, muchos de esos locutores tienen estudios en su propia casa (como es mi caso) que no tienen nada que envidiar técnicamente o incluso son mejores que muchos estudios de grabación de publicidad o doblaje que puedas encontrar. Salvando las distancias, claro.

(Si te interesa, puedes ver el equipo con el que grabo, más abajo, aunque casi nunca me lo suelen preguntar)

Eso es un locutor online. Un locutor con estudio de grabación propio.

Un locutor online es un profesional de la voz que trabaja desde su propio estudio de grabación en su casa y oficina, realizando trabajos de locución, narración u actuación de voz para todo el mundo.

Además, en muchos casos, puedes conectarte en directo, por Skype, Zoom, Source Connect, o lo que quieras, para escuchar en directo, y dirigir la sesión de grabación. Como en mi caso. Como si estuvieras sentado en el sofá de un estudio de grabación, escuchándome y viéndome a través del cristal de la pecera.

Bien. Yo soy uno de ellos, y he trabajado para marcas grandes y pequeñas en todo tipo de géneros, poniendo mi voz.

Hay muchos locutores, muchísimos. Puedes encontrarlos en google. 

Pero hay una diferencia entre leer un texto, y contarlo.

Tener un micro con el que grabar, que te manden un guión, leerlo y grabarlo sólo es el 20% del trabajo. El 80% restante es saber cómo hacerlo.

Entender un texto. Quizás sugerir algún cambio de tono. Ver cómo encajar el ritmo con la música. Entender el video (si lo hay). Saber quién te va a escuchar. Donde respirar, cómo hacerlo. Todo eso.  En 30 segundos, o media hora.

Eso diferencia a un buen locutor de otro locutor. Es muy difícil encontrar buenos locutores o actores de voz. Comprarse un micrófono y leer está al alcance de cualquiera.

Hace años, mis padres me regalaron un micrófono inalámbrico con el que hacía mis propios programas de radio. Me inventaba los programas, entrevistaba a gente ficticia, juntaba y pegaba música de cintas de cassete.

Años más tarde y varios tropiezos vitales, cursos de teatro, interpretación, dicción, doblaje y locución más tarde, he descubierto que es algo de lo que puedo vivir. Contar historias. Locutar. Doblar. Actuar.

No solo locutar.

Locutar haciéndolo bien, que consiste en actuar, pero delante de un micrófono.

No solo se actúa en doblaje. Para hacer publicidad, hay que actuar. Para grabar el video corporativo de una empresa, hay que actuar.

Y me encanta hacerlo. 

Desde hace años, he hecho documentales y docurealities para DKISS, Netflix, Canal Historia, Odisea, Crimen e Investigación. He doblado a actores como Mark Stobbart o  Alex House. Dibujos animados. Publicidad para marcas como Google, Suzuki o Mini. Muchos videos para productoras de medios, agencias de marketing, freelancers, farmacéuticas como Sanofi Aventis, Pfizer, Novo Nordisk.., spots publicitarios para LG, YouTube Music, audiolibros para Storytel, realizado cursos de formación interna para Amazon, Talgo, Mercedes-Benz, promos para Eurosport.. en fin.

Tampoco quiero aburrirte con mi lista de clientes. No importa mucho.

Importa que llevo años haciéndolo, me gusta y soy un profesional que cobra por ello (si, claro que hago factura).

Si necesitas una voz, una locución, y mi voz te va, puedes contactarme. Puedo grabarlo en mi estudio, o desplazarme al tuyo. Abajo tienes un listado de preguntas frecuentes.

 

Si solo fuese un locutor online, te diría que eso es todo 

¿Cuánto cuesta?

El coste varía dependiendo de cada proyecto. Cuantos más detalles me des, mejor precio te podré dar. No es lo mismo si tu vídeo es para el uso interno de tu empresa, se va a emitir en la tele, o son cursos online para YouTube, por ejemplo. Cuando me cuentes tu proyecto (duración, tipo de género) lo valoraré y te daré una respuesta muy concreta. Uso un programa propio para calcularlo.

¿Qué tipo de cosas grabas?

En resumen, todo.

Además de locutor soy actor de voz. Trabajo en doblaje, publicidad, audiolibros, corporativo.. He grabado desde audios para scape rooms, instrucciones de seguridad para barcos, juguetes, dibujos animados, videos explicativos para YouTube, videos de empresas para ferias, publicidad para la tele o documentales… Soy profesional de la voz y mi trabajo es comunicar pasando lo más desapercibido posible.

¿Cuánto tardas?

Para proyectos que no son muy largos, entre 24h y 48h. A veces el mismo día si no estoy muy liado (si no es algo muy largo, claro). Si eres de una agencia que tiene mucha prisa (¡breaking news!) mejor llámame por teléfono ya para ver cómo cuadrarlo.

¿Qué voy a recibir?

A no ser que quieras otra cosa, audio en alta calidad: archivos WAV a 16bits y 44.1Khz. 

Si no me gusta, ¿puedes volverlo a grabar?

Si, mientras sea razonable. Por ejemplo que me pidas grabarlo 20 veces de nuevo. 

¿Puedes grabarme algo de prueba?

Si no ando muy liado si, no hay problema (salvo que me pidas que te grabe el quijote)

Tengo mucha prisa y lo quiero para ayer

Bueno, no puedo viajar en el tiempo. Llámame cuanto antes y vemos si se puede cuadrar. Si no te contesto o estoy tomando cervezas, o currando en el estudio. Tu insiste.

Quiero que lo grabes en mi estudio

Vale, guay. Trabajo en la zona de Madrid.

Guacamole de Bandai

A veces oímos cosas y no sabemos por qué, pero nos gustan. Ese es el verdadero secreto de una buena voz que te está contando algo con chicha y no alguien que te lo está leyendo y suena a sopa de sobre. Cuando eso pasa, mi hermano dice que suena a «Guacamole de Bandai»

Voz en off para vídeos

Por qué mis clientes dicen que "no sueno leído"

La voz viene del cuerpo. Tengo formación no sólo como locutor y actor de doblaje, si no de imagen. ¿Juvenil, entusiasta, enérgico y cálido? ¿Que suene a dibujo animado? ¿Una voz gamberra o raspada (mi logopeda Marina me va a matar) ¿O que no suene a locutor? ¿Algo emocionante? ¿O algo más corporativo e institucional? Ahora, que si quieres que suene como el anuncio de Carnicería Puri en la radio, también se puede hacer.

Presupuesto online voz off locutor

Produzco en mi estudio y online, pero puedes venirte

Puedes conectar en remoto a mi estudio mediante diferentes opciones (es sencillo y vale con que instales Google Chrome) para supervisar el proceso de grabación. Escucharás audio en directo y podrás dirigir el proceso para obtener exactamente lo que quieres. Dime «más despacio» o «mejor cambia esta palabra» o «que suene motivacional». Como si estuvieras en el estudio conmigo. Desde tu oficina en bata y con un café. O donde estés.

Servicios de edición y postproducción de audio

El audio ya mezclado si lo necesitas

Entrega de los archivos en bruto (WAV), o ya finalizado, limpio, y ajustado a las características técnicas del proyecto. O mezclado con tu vídeo. Cortes de archivos. o sincro si es necesario (te tengo que cobrar un poco más). Entrega online en el formato y especificaciones que necesites. También te ofrezco música o efectos de los distintos bancos con los que trabajo.

Audiolibros

Por si quieres curiosear mis ultimas producciones como actor de doblaje, locutor de audiolibros para Storytel

Sobre mi

Me llamo Borja Abad y soy actor de voz (también conocido como actor de doblaje). Trabajo en los estudios de mis clientes y también como locutor freelance online. Suelen describir mi voz  como fresca, cercana, natural y joven, adaptable a todo tipo de tonos.

Versátil, creativo, y con más de 10 años de experiencia en el mundo audiovisual. Tengo además formación como técnico de sonido. Desde muy pequeño he sido un apasionado del mundo de la radio, las voces, y el doblaje.

Llevo años trabajando en el mundo de la voz y la comunicación escrita y hablada. Entendiendo sus posibilidades y sus retos, estudiando, creciendo y trabajando junto a grandes profesionales. Soy además profesor en la Escuela de Locución Luisa Ezquerra.

He puesto voz a marcas como Google, Youtube, BMW, Allianz, La Caixa, Suzuki… o en programas de televisión de Odisea, DKISS, Canal Historia o Crimen e Investigación. Dispongo de estudio propio, con todo el equipo técnico profesional con el que grabar la voz para tu proyecto.

Trabajo online desde mi estudio, o me desplazo para trabajar de forma presencial en el estudio que necesites. 

Nominado Premios SOVAS® 2019

Por supuesto que sin ecos ni ruidos raros

Acústica controlada. Equipamiento estándar de primer nivel. Microfonía profesional Neumann y Sennheiser. Escucha Audio Technica y Sony. Previos TL Audio, Focusrite ISA y la mejor conversión Audient para hacer que tu proyecto suene como se merece. Mac. Sistema Avid Pro Tools 2019, iZotope RX y plugins Waves, Focusrite y TC Electronics. Conexión a Internet de fibra 300/300 perfecta para sesiones dirigidas (Skype, ipDTL…) y enviar archivos a toda velocidad.

¿Por qué un locutor?

Las marcas que comunican efectivamente son marcas que perduran y conectan mejor. Un locutor ayuda a conectar con la audiencia de un modo único, memorable, y creíble. Una voz adecuada ayuda a que tu público pueda confiar en ti y recuerde tu producto, marca o mensaje.

Un locutor online (también conocido como actor de voz o actor de doblaje) trabaja sin intermediarios, ofreciendo un trato directo. Suele disponer de estudio de grabación propio.

Una voz en off correcta transmite un mensaje que resulte creíble. Nuestros textos cuentan historias.

Yo es que soy así